Mira sí, llamarme puñetera, pero justo la víspera del día en que todo es, o debería ser, por y para el amor y la pareja, a mí me da por reflexionar sobre la infidelidad. Controvertida que es una oye…

A ver; partamos de la base de que la infidelidad es un engaño, y como tal, éticamente debería ser censurable pero…

¿Somos capaces de encontrar atenuantes para la infidelidad? ¿Todo infiel debería ser quemado en la hoguera? ¿O hay engañad@s que se lo buscan, o merecen, serlo?

Por ejemplo; si con la pareja ya no hay conexión, y de lo que hubo solo quedan rescoldos… Permanecemos a su lado para ver si es verdad aquello de que a veces las brasas resucitan… Pero resulta que, no ponen los dos el mismo empeño y, mientras esperas que resuciten… Sopla el viento y la llama prende en otra hoguera… ¿Qué hacemos?...
Me imagino, que por respeto a la pareja, lo mejor sería sincerarse y decirle que, hay que pasar página, que nuestra historia en común ha terminado y que esos sentimientos que andábamos buscando, los hemos encontrado pero en otro nido… Como todos queremos ser civilizados, nos daremos las manos, un par de besos, seremos buenos amigos y… Aquí paz y después gloria, no pasa nada…. Ummm… Idílico genial, como siempre debería ser, pero… Seamos sinceros… ¿Conocéis a muchos así?... Me da que no, que no abundan los finales civilizados.
Y digo yo; si ya ni el sexo ni el amor anidan en nuestro hogar, lo mejor y mentalmente saludable es cambiar de hogar… ¿No?

Pero… ¿Y las infidelidades que sólo son sexo? Da igual por qué, bien porque dentro hay poco, o bien porque el que lo busca fuera necesita más. Pero una vez pasado el arrebato, el amor, nuestro amor de verdad, sigue perteneciendo a la misma persona de siempre… Unos dicen que esta persona es la pareja pero… je je, yo creo que se refiere a uno mismo… Pues lo que preguntaba, si la infidelidad es sólo sexo… ¿Se sigue considerando engaño hacia la pareja establecida? ¿Aunque sepa y le demuestres continuamente que tu amor, el sentimiento del amor, es suyo?

Luego hay otro tipo de infidelidad. Es la que yo llamo, infidelidad inducida o porque se lo buscan… O sea, podrían tenerte a su lado, idolatrándol@s, benerándol@s, porque realmente les quieres, y quieres quererles, pero se olvidan de que en nosotr@s también hay una persona que debe ser valorada, tenida en cuenta, con nuestras necesidades, con nuestros defectos, si, pero también con nuestras virtudes, y de vez en cuando también nos gustaría saber que son tenidas en cuenta.

En lugar de eso, nos descuidan. Y nos descuidan hasta el punto que olvidan que, si bien hemos desaparecido para ell@s, seguimos siendo visibles para otr@s y es@s otr@s saben hacernos sentir que nos ven…
Entonces, la pareja, en lugar de reaccionar positivamente poniéndose las pilas, lo hace en negativo y amenaza con todo lo peor, sobre todo si sabe que tu independencia es limitada… O sea, que si se entera de algún escarceo, sólo podrás vivir bajo un puente cuando acabe contigo. Y si hay hijos, tendrás que dar gracias si puedes verlos cada quince días… Ante la perspectiva, el infiel, opta por vivir, aferrarse a la vida, pero sin que el otro se entere… ¿Acaso, es@s engañad@s, no se lo merecen?

Sinceramente, hace apenas un lustro, yo tenía muy clara mi postura al respecto; la sinceridad y la honestidad por encima de todo. Pero ahora… Lo reconozco, cada vez soy más comprensiva y menos categórica… ¿Y vosotr@s?...